‘Prócer nuestro, que vives en los corazones…’

‘Homenaje a Favaloro’ en 141 murales de ciudades de todas las provincias de Argentina, Capital Federal, y Santa Catarina, Brasil, en julio de 2016

                         ‘PRÓCER NUESTRO, QUE VIVES EN LOS CORAZONES…’

Entrevista a María Loreto Mantel:                                                                                                      ‘La involuntaria intérprete de un sentimiento universal’  

maria-loreto-mantel
María Loreto Mantel

       Propuso realizar un mural de corazones en mosaico como ‘tributo ciudadano’ a Favaloro. Aún no sabía que su idea sería replicada en distintas ciudades de Argentina y en Santa Catarina, Brasil, ni que le enviarían corazones elaborados desde Uruguay, Brasil, México  y Alemania, en apoyo y como adhesión a su obra  

HOMENAJE a FAVALORO
HOMENAJE a FAVALORO

         Las inconfundibles señales del otoño dejan su huella  y tapizan con hojas amarillas las veredas de la ciudad, que engalanadas, parecen responder al capricho de los remolinos de viento, que con su traza juegan con la observación del transeúnte y su imaginación. Bajo un tibio sol, y casi hasta con mansedumbre, transcurre  una tranquila tarde de sábado, que invita a la charla y a la reflexión.                 María Loreto Mantel es analista de sistemas. Con una marcada inclinación por el arte, en su adolescencia, le dedicó tiempo a la pintura, que hace ya bastante retomó, y además de hacer fotografía, hace dos años incursionó en mosaiquismo, como un canal más de expresión.                                                                                                              Acompañada por Héctor, su marido, se predispone a contar la génesis de la que considera ‘una simple idea’, la difusión que cobró y hasta su sorpresa por los alcances. Se esfuerza en repetir que no desea notoriedad, que solo hizo una propuesta en un foro, ante sus colegas, sin poder dimensionar la revolución que su iniciativa iba a generar, que transcendería lo nacional. La masividad de las respuestas la dejarían atónita y en el centro de la escena.

p: ¿Qué es el mosaiquismo ?                                                                                                                            ML: Es el arte de reunir y pegar fragmentos de distintos materiales para componer una obra, de libre expresión. Es como el vitraux, pero a diferencia de trabajar en vidrio, los materiales tienen distinta y variada procedencia. Pegar fragmentos sobre madera, cemento, mármol. Se puede apreciar mucho en las plazas, en aquellas de origen español, que los bancos y las fuentes están hechas así. Ese es el mosaiquismo original. En Mendoza, la Plaza España tiene sus bancos e incluso una fuente tipo aljibe elaborados de esa forma. “Hay espejos con marcos hechos en mosaquismo” -acota Héctor, su marido-, quien por su parte, empezó con la técnica del vitraux hace 4 años. 

p: ¿Cómo nació el mosaiquismo en vos?                                                                                                       ML: Desde chica me dediqué a la pintura. Luego abandoné, por la facultad y variados compromisos. Hace alrededor de quince años la retomé, pero con otro tipo de técnicas: óleo, acrílicos, acuarelas, y pinté mucho. Cuadros para mí, para mi hija, otros para regalar. Hace dos años decidí aprender la técnica del mosaiquismo. Viví un tiempo en Francia y siempre me gustó ver esa disciplina. Visitaba España que es la cuna de esa expresión. Busqué tomar algún curso que me enseñara la base. Practicaba en casa con distintos objetos. Se trabaja con diversos materiales: madera, cerámicos, vidrios, azulejos, gemas, e incluso fragmentos de vajilla.                                                                                                                                                                                                                        

CORAZONES - SANTA FE -1- _n  CORAZONES - SANTA FE - _n                 Corazones que se elaboran en algunas provincias de Argentina, a los que se suman los enviados desde Uruguay, Brasil, México y Alemania para el homenaje 

 p: ¿Qué trabajo hiciste en esta disciplina?                                                                                                 ML: Cuando comencé con esta nueva técnica me adherí a un foro ‘Mosaiquismo & Trencandis’. Consulté  sobre las formas de desarrollo y presentación de los trabajos. Lo bueno es que no hay otro interés más que el artístico y por ende mucho espíritu de colaborar. Todos se ofrecen a ayudar, responder, e intercambiar información para la realización de obras. Así surgió lo de Mendoza y me decidí a participar. Me llevó una semana de trabajo neto elaborar las piezas que iba a instalar, además de haber recibido algunas de otros colegas para llevar. Fue en noviembre del año pasado, en Chacras de Coria, Luján de Cuyo, Mendoza, que se hizo en memoria a ‘La noche de los lápices rotos’. Allí trabajamos en un mural de alrededor de cincuenta metros de largo, y pegamos lápices en mosaicos. Si bien el acto tenía una referencia política, yo estuve allí por el arte de la obra.

p: ¿Cómo fue que elegiste a René Favaloro como destinatario del homenaje, y por ende de tu obra?                                                                                                                                                      ML: Es que Favaloro es único. Yo no lo conocía, pero sabía cómo era. Mi mamá siempre me hablaba de él. Lo idolatraba. En la casa de ella, en su estudio, había una foto de Don René Favaloro. Hubo una convocatoria que contenía mucho entusiasmo, y me llevó a pensar en realizar un homenaje a alguien que hizo mucho por la humanidad y nunca tuvo su justo reconocimiento. Además estoy cansada de homenajes “políticos”, cuando hay y hubo grandes hombres y mujeres de altísima capacidad humana, que se brindaron por el prójimo sin más intenciones que ayudar a sus semejantes, y tuvieron sensibilidad social anteponiéndose a todo tipo de intereses. Otra de las intenciones que tuve fue transmitir el mensaje a través del arte.

p: Involuntariamente se convierte en un fuerte mensaje social, ¿verdad?                                      ML: Sí. Lo hablo con mi marido. A veces pareciera que perdemos los valores. ‘No perdamos el humanismo’. Esa frase va a figurar en todos los murales que se hagan. Me consultaron por ser la ideóloga, y la sugerí -sonríe-. Por eso es importante mantener la memoria viva, para que sea conocida su historia en las nuevas generaciones.

 p: ¿Cómo realizaste la propuesta?                                                                                                                  ML: Lo publiqué en el foro, dos días antes de fin de año. Propuse hacer un solo mural, ‘el árbol de la vida’, pero con corazones. Luego de las fiestas, al volver de un viaje, cinco días después, no podía creer que tenía más de quinientas respuestas en las que me felicitaban, y se adherían. En contadas semanas recibí más de dos mil mensajes que, de a poco, pude ir respondiendo uno por uno. “Pegó un grito que se escuchó en todo el edificio” -asegura Héctor, mientras sonríe- Él estaba en otro ambiente y corrió preocupado a socorrerla. La encontró con las manos en las mejillas, sin capacidad de reacción, sin poder entender qué ocurría.  “Es muy importante mantener la historia viva. Lo maravilloso de todo esto es que mucha gente que tuvo vinculación con el doctor, por ser su paciente o por haber tenido un familiar que lo fue, le agradece a María Loreto que se pueda expresar un reconocimiento. Los valores que él tenía superaban todo. Es evidente que Favaloro llegó a su decisión por un cúmulo de cosas que le ocurrieron. La voluntad de la gente está por encima de la política. La premisa de mi señora es hacer un homenaje sin ningún vínculo con la política” -agrega-

p: ¿Cuál fue el secreto para lograr tanta participación? ¿Cómo se extendió la propuesta?                                                                                                                                                                 ML: Por el foro. En él participan gente de Argentina, Latinoamérica, España, y países de toda Europa. Comenzaron a llegar adhesiones desde distintas provincias de Argentina, y luego de Uruguay, Brasil, México y Alemania, entre otros. Más allá de que haya lugares donde se realicen homenajes, también existen otras ciudades en que se disponen a realizar corazones y enviarlos para su instalación en Argentina. La gente lo comenzó a compartir a través de Facebook, primero entre mosaiquistas… ¿Es increíble no?  Luego, cada uno lo anunció a sus contactos para que se sumaran, y se ramificó! Al ser una multitud dispuesta a participar, tuvimos que organizarlo por zonas. Se dieron las pautas sobre el diseño, forma, color, tamaño, material. Ellas buscan lugares, paredes, donde poder realizar los murales y rendir nuestro homenaje a través del arte. Cuando encuentran un espacio, cada una pide permiso a su municipalidad, y presenta el proyecto a mi nombre. Yo no tengo taller de mosaiquismo, ni soy profesora, y hace muy poco practico este arte, pero cuando me dedico a esa tarea me olvido del mundo.

p: ¿En algún momento te sentiste abrumada por las dimensiones que tu idea cobró?                                                                                                                                                                           ML: Al principio sí, confieso que me abrumó. Luego, cuando algunos amigos, aficionados al arte, y familiares de pacientes de Favaloro me hicieron llegar su entusiasmo y su apoyo, eso me ayudó. Lo que es verdaderamente impresionante es la cantidad de gente que admira a Favaloro. Bastó mencionar su nombre y los adherentes fueron múltiples desde distintas puntos cardinales. Es un referente argentino por el cual todos tienen respeto y lo recuerdan con amor. A partir de la propuesta, todo se desarrolló muy rápido. Sin disensos. Me llamó la atención la alegría de todos, porque al fin se lo reconozca. Yo nunca dije la idea es mía, sin embargo no generó más que aprobaciones. Las organizadoras proponen mi nombre, y no quiero figurar, no tengo ese perfil. A pesar de que me niego en Puerto Madryn, por ejemplo, van a agregar mi nombre al mural. “Es admirable lo que ella hace -dice Héctor-. Lo vive con responsabilidad social. Siente que es útil con lo que puede aportar. Hace poco sufrió una pérdida familiar. Ni eso la detuvo. Decidió continuar. Hasta contesta los mensajes que recibe. Pasó de la sorpresa inicial a un estado de emoción por el estímulo y reconocimiento de la gente”.

p: ¿Qué sentimientos te generó toda esta revolución?                                                                             ML: Alegría, responsabilidad, y siento mucho orgullo.

p: ¿Qué admirás de Favaloro?                                                                                                                              ML: Era un doctor que ayudaba al prójimo, al necesitado. Su humildad, su humanismo, generosidad, bajo perfil, su don de gente. No le interesaba el dinero. Siento que estamos en deuda con Favaloro. “Quiso volver porque sintió que su país lo necesitaba. Trabajaba para el prójimo, no para sí”, agrega Héctor. “María Loreto no podía imaginar que con su propuesta encendería una chispa que demostró, por su repercusión, que había mucha gente dormida con este tema. Bastó solo una convocatoria, y en pocas semanas se convirtió en lo que es”, concluye.

p: ¿Sos creyente? ¿Te habrá elegido Dios para esta tarea?                                                                      ML: Puede ser -sonríe con timidez-    

        María Loreto no sabía que su propuesta le ofrecería a mucha gente la oportunidad de participar de un acto muy esperado. Con simpleza, humildad y responsabilidad afrontó el desafío. Entendió que era su forma de colaborar. Bajo un cielo que trascenderá las fronteras de Argentina y se extenderá a Latinoamérica el nombre de Favaloro resonará. Acaso, en silencio, una multitud acuñe un rezo laico que repita con memoria, amor y dolor: ‘Prócer nuestro, que vives en los corazones’, y al hacerlo le devuelva su justo lugar.                                                                                                       Al anochecer, la fantasía dibujará sus trazos. Es fácil imaginar a Héctor observar a su mujer con admiración, mientras que ella contemple el cielo. Tal vez, como justo tributo, en un conjuro mágico, y hundida en la emoción, María Loreto, la elegida intérprete de los mensajes del alma, podrá pronunciar aquellas palabras que en años nadie supo expresar: “No fue en vano, doctor. Aquí está su corazón”!!!              Desde una estrella fuertes destellos, como latidos, replicarán como una imaginaria e incansable voz que repite el legado, una vez más: ‘Honestidad, Humanismo, Solidaridad, Solidaridad, Solidaridad’!!!  El guiño cómplice de un último destello más encendido transmitirá un mensaje entre almas. Ella lo entenderá. Quizás la luz del ‘Satélite Favaloro’, con gratitud, le regale su brillo y su sentencia: ‘Un día que el universo jamás olvidará’!!!

Guillermo Daniel Balbi                                                                                                                         Periodista 

a-141

Nota de autor: Sea esta nota el más humilde y sentido aporte de -Favaloro ‘Prócer’-, grupo público de Facebook, a la maravillosa iniciativa de la señora María Loreto Mantel y a la Organización de murales de corazones en ‘Homenaje a Favaloro’, cuyas realizadoras ofrecen sus corazones como símbolo de un justo y merecido reconocimiento a uno de los hombres más brillantes que diera la medicina social argentina, cuyos valores morales lo encumbraron más aún como un ejemplo de civismo. Acaso, GRACIAS, a María Loreto Mantel y, en su nombre, a todas y cada una de las personas que participan con su labor en esta gran misión, sea la palabra más adecuada, a hacerles llegar en nombre de todos nosotros.  Favaloro ‘Prócer’, Grupo público de Facebook, a través de GDB /Periodista.- 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s