‘Sexo, política y poder’

Aseguradoras de Riesgos de Trabajo para los políticos 

Desde siempre en todas las épocas y países del mundo los políticos le han temido a la palabra escándalo. Si bien dentro de cualquier trabajo u oficio se corren riesgos de distinta índole, la exposición a la que están sometidos los poderosos hace que ese porcentaje sea aún mayor. Los funcionarios públicos temen a los desaguisados que se vinculan con la función específica, tales las ‘confusiones’ a la hora de los ‘arqueos económicos’ y ‘rendiciones de cuentas’. Pero mayor temor les produce aquellos otros que, si bien son de distinto origen, son muy frecuentes: los de carácter romántico, de alcoba, o de color rosa como los llama la prensa. Estos últimos, principalmente, suelen convertirse en el desvelo de muchos que atraviesan la línea del poder, tienen fama, carisma y algo por lo que se desviven: ‘resguardar más aún que la imagen, la reputación’. 

sarkozy_nicolas
Nicolás Sarkozy

Al recorrer el perfil de ciertos presidentes, por ejemplo el caso de Nicolás Sarkozy, se advierte que se ha hecho más famoso gracias a sus pasiones que por la eficacia de sus medidas gubernamentales. Argumenta la directora de cine estadounidense Marina Zenovich, que quiere llevar la historia del premier francés a la pantalla grande: Me interesa la manera en que quiere cambiar Francia pero no es posible olvidar un lado folletinesco de su vida amorosa”.

De seguir esta misma observación, es notorio que al respecto de Nicolás Sarkozy se publicaron no pocas notas con relación a su vida privada. Una de ellas la editó un matutino italiano con el título “La otra Carla en la vida de Sarkozy”, y guarda relación con un affaire que tuvo en una época de crisis matrimonial, cuando conoció a la italiana Carla Barbato (32), que en su momento confesó: Fue una aventura, no se puede hablar de amor, pero sí de pasión recíproca. Otra, frente a la campaña presidencial 2007, en la que Nicolás Sarkozy era candidato a ocupar la primera magistratura de su país y, tanto él como su rival política del Partido Socialista, Segolene Royal, mostraban una cierta recomposición de sus vidas afectivas. El Presidente se reconciliaba con Cécilia -hoy divorciados- y Segolene deslizó que se casaría con su compañero sentimental desde hace 25 años.

SILVIO BERLUSCONI - images
Silvio Berlusconi

También se leían, en abril de este año, las declaraciones hechas por Cécilia, casada con el publicista Emilie Attier, donde admitía: Sentía que vivía en un teatro. Todos son tus amigos, hasta el día en que una deja de ser la primera dama y ya no te saludan más. Del mismo modo, fueron cuantiosas las notas con respecto a Rachida Dati -ministra de Justicia francesa-, quien quedó embarazada y todavía se especula con la identidad del padre del bebé. Se la vinculó con el ex Presidente español José María Aznar , y luego se lo hizo con el propio Nicolás Sarkozy. Asimismo, trascendió el reportaje que una revista le hiciera a Carla Bruni, actual esposa de Sarkozy, en la que ella definía a su marido como una persona libre. Acerca de otros políticos, como es el caso del Presidente de Italia Silvio Berlusconi, hubo innumerables trabajos periodísticos con referencia a sus malos tratos hacia el ‘sexo débil’. 

SARAH PALIN -4- images
Sarah Palin

Otro tanto era la escalada mediática de la que era objeto Sarah Palin, candidata a ocupar la vicepresidencia de los Estados Unidos por el Partido Republicano, al ser cuestionada por tener a su hija adolescente embarazada o cierta incompatibilidad de sus funciones con el rol de madre, ya que tiene un hijo con síndrome de Down, al que en teoría le restaría tiempo de atención en caso de ejercer el cargo.

 

BILL CLINTON - 2- images
Bill Clinton

Esta lista podría extenderse con el caso de Bill Clinton y Mónica Lewinsky, las permanentes citas de la revista París Match con referencia a los affaires del ex presidente argentino, Carlos Menem, y hasta una simpática conferencia de prensa dada por el Primer Ministro de la República Checa, donde Mirek Topolanek distribuyó cd’s con la fotografía de su amante hasta entonces, luego de que quedara embarazada y se viera obligado a abandonar a su mujer. En tanto, su principal adversario político, estaba relacionado en forma amorosa con una mujer 20 años menor y, al ser descubierto, se apresuró a anunciar su divorcio.

 

Carlos Menem - 2-
Carlos Menem

De acuerdo con la opinión de la profesora inglesa y residente española Karen Sanders: Los escándalos se sexo son los peores para los políticos; si bien en España, en la prensa rosa nunca hay un llamado a la indignación moral. Se describe lo que ocurre de una manera bastante romántica. Hubo un caso en el que los mundos de la prensa política y la prensa rosa coincidieron. Fue el escándalo por corrupción del alcalde de Marbella que estaba de novio con Isabel Pantoja”. 

isabel-pantoja-y-julian-munoz-en-2004-gtres
Isabel Pantoja y Julián Muñoz, Alcalde de Marbella

Mientras tanto, el director del Departamento de Sociología y Política de la Universidad de Cambridge, John Thompson, sostiene: Para los políticos, el escándalo es un riesgo laboral. Los medios de comunicación son empresas y el escándalo vende. Los escándalos han transformado a los líderes políticos de servidores públicos en personajes públicos, cuyo impacto principal es: su valor como entretenimiento. Al parecer, hay algo que es más valioso que el poder económico: el poder simbólico que da a los políticos la legitimidad para gobernar, la reputación, puesto que una pérdida de una suma de dinero se puede recuperar, no así un nombre. Los escándalos de sexo involucran más que la transgresión de normas o valores: son luchas de poder. Para ellos debería ser considerado un riesgo de trabajo, como el caerse de un andamio para un obrero”. También, asegura, que los motivos naturales son “Sexo, Dinero y Poder”, y que “El capital simbólico de un político es la reputación. Esto le da legitimidad. Un escándalo lo destruye”. 

Cabe advertir que frente al presente cuadro de situación no sería bueno descartar la posibilidad de que los políticos tengan antes de asumir sus cargos alguna forma de seguro. Así quedaría protegida su vulnerabilidad frente al devenir natural de sus funciones, con lo que en nuestras sociedades se conocen a las previsiones por accidentes de trabajo, que ofrecen las ya muy conocidas Aseguradoras de Riesgo de Trabajo -ART-. Frente a conflictos tan recurrentes como los citados es bueno reparar en las recetas más modernas a la hora de buscar soluciones y, a juzgar por las circunstancias que atraviesan los hombres del poder, ésta podría ser una de las que deben ser consideradas a la orden del día’.-

Guillermo Daniel Balbi / Periodista                                                                                       Noviembre de 2008

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s