8N: Una fuerte protesta nacional con rasgos de adulta ‘democracia’

La noche en que las ies fueron iniciales en la masiva protesta, en el Obelisco, ciudades de provincias, y más de 20 países del mundo. 

8N: Protesta nacional
8N – Protesta nacional

Cientos de miles de argentinos salieron a la calle en señal de protesta, con claras consignas, reclamaban ser escuchados por el gobierno y pedían un cambio frente a la inseguridad, que día tras día se cobra alguna vida a manos de la delincuencia; frente a la inflación, que es visible a diario en los aumentos de productos de la canasta familiar; frente a la impunidad de la que gozan algunos dirigentes políticos, como el Vicepresidente de la Nación, Amado Bodou, quien encabeza la lista con la ex Ciccone; frente a la inconstitucionalidad que conlleva el pedido de algunos funcionarios que propician la re-reelección de la Presidente   de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner; y frente a la intolerancia que se ha gestado desde los más altos niveles del gobierno y ha hecho que miles de argentinos queden enfrentados y divididos sólo por tener distinta ideología política.

Reclaman que la Presidente entienda que su función es gobernar para todos los argentinos y no únicamente para quienes comulgan con su ideología o la votaron, y piden que no crea erróneamente que el haber sido electa por el 54% de los votos es un cheque en blanco que le permite correr los límites mismos que tiene la democracia, manifiestos en nuestra Carta Magna.

Fue la forma de expresarse de argentinos ya hartos de los reiterados intentos de atropello a la Suprema Corte de Justicia de la Nación y el Poder Judicial en su conjunto, a opositores en ambas cámaras del Congreso de la Nación, y al periodismo cuyo rol es ejercer la función social de informar con las dificultades que conlleva hacerlo en un gobierno que casi no ofrece conferencias de prensa.

La Presidente hace uso anómalo y fuera de marco, de acuerdo a la Ley de Medios votada por el mismo oficialismo, de interminables cadenas nacionales por radio y televisión. Fue un ¡Basta! del pueblo, a la afrenta que se le hace a la clase media por no compartir medidas gubernamentales, tanto como un límite en el abuso que supone que un jefe de Estado decida enviar la AFIP a un empleado inmobiliario sólo por decir que su trabajo disminuyó, dato probadamente cierto.

Fue un ¡Basta!, además, al cepo cambiario impuesto que impide la compra de divisas extranjeras, y a las falsas cifras oficiales publicadas mes a mes por el INDEC, y también una forma de reivindicar la libertad de expresión. Estas exteriorizaciones populares se suman a críticas que hacen entendidos en distintos sectores, como un grupo de 8 ex secretarios de energía, que advierten sobre la mala política energética que ha hecho que YPF pierda no sólo la capacidad de exportación de petróleo y gas, sino el autoabastecimiento, lo que implica tener que destinar más de U$ 10.000 millones anuales para su importación; o frente a la deficiencia en materia de energía eléctrica que logra un suministro limitado cuando hay altas temperaturas, y no se pueda satisfacer a usuarios residenciales e industriales plenamente, dado que la generación de energía no creció a la par de su demanda.

Se suma al ¡Basta! que pronuncian las cuatro entidades que nuclean la actividad rural del país, cuando se impide que el campo argentino, tradicional motor de la economía, crezca, se recupere y vuelva a ocupar su lugar, el que perdió a consecuencia de un batallar que tuvo el gobierno por una mala visión, una cuestión ideológica, y en forma sostenida, desde el voto negativo del ex Vicepresidente Cobos por la resolución 125, a mediados de 2008 y hasta la fecha.

Es el ¡Basta! que repiten a diario los damnificados por la deplorable política de transportes cuya desatención provocó varios descarrilamientos en los Ferrocarriles Mitre y Sarmiento, y una falta de controles por parte del Estado, que sumada a la corrupción, generó un accidente en febrero pasado con el costo de una cincuentena de vidas humanas.

Fue el ¡Basta! al que refieren sectores del arco político opositor al siempre épico relato kirchnerista que no admite disensos, y a una hegemonía oficial que lejos de bregar por una convivencia social pacífica incita desde más de uno de sus actores a un enfrentamiento permanente. Es también el ¡Basta! a una recurrente mención de la existencia de fuerzas desestabilizadoras que están en la imaginación pero no en la realidad, y a la persecución a un medio de comunicación opositor, como lo es TN, del grupo Clarín, titular además de varios medios y una empresa de cable, contrato de concesión celebrado y firmado por sus directores, y el ex Presidente Kirchner, en el período de su gobierno.

Fue la ciudadanía, Sra. Presidente, que hizo uso del derecho a disentir, reclamó en un marco pacífico y respetuoso, quien en forma reflexiva y oportuna pronunció una frase que tal vez esperaba de usted: “Por favor,… ¡Basta ya!… ¡Basta de dividirnos!, construyamos todos juntos, pluralmente, con tolerancia y en paz”. 

Sería auspicioso que se escuchara a la voz del pueblo, como signo de convivencia nacional. El ex Presidente Alfonsín quedó en la memoria de muchos como el referente del retorno a la democracia en Argentina. Néstor Kirchner, como quien devolvió a la producción su lugar con un crecimiento sostenido.

Usted, luego del 10 de diciembre del 2015, puede quedar en la historia como la presidente de la integración, la del diálogo y la integración que aún no hay y genera riqueza en el debate. Es su tarea. Tiene como hacerlo, depende de usted.

Muchos ciudadanos sueñan con que en futuras marchas sólo se vea como inicial la letra ‘A’, no la de abismo; aquella que nos hermana, la de Argentina, la de todos. La que nos devuelva la sonrisa, el diálogo, la tolerancia, la paz. Vayamos por la “A”. Con la que se escribe PresidentA, con la que se escribe ArgentinA, con las que se escriben democrAciA, concienciA y AutocríticA, con la que se escribe ‘PAZ’, y también Amén.- 

 Guillermo Daniel Balbi / Periodista
  8 de noviembre de 2012

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s